El Misteri pone en valor el papel de las mujeres en la pervivencia de la Festa

Los patronos del Misteri d’Elx Carolina Martínez, María Gertrudis Jaén y Joan Castaño asisten a la jornada ‘La participación de las mujeres en el Patrimonio Cultural Inmaterial: situación actual, experiencias y perspectivas de futuro’, organizada por el Instituto de Patrimonio Cultural de España, y que se desarrolla de manera telemática entre ayer y hoy.

En la jornada del martes los miembros del Patronato participaron en el encuentro con la charla ‘El papel de la mujer a lo largo de la historia de la Festa o Misteri d’Elx’. En ella, los representantes pusieron en valor la contribución de las mujeres a nuestro bien Patrimonio de la Humanidad y explicaron la importancia de sus funciones para la pervivencia de la obra a lo largo de los siglos.

Martínez, Jaén y Castaño recordaron que el primer documento referente al Misteri del que se tiene constancia es el testamento de Isabel Caro, miembro de la nobleza local, fechado el 9 de julio de 1523. En el documento Isabel Caro deja recogido que poseía en su casa una imagen de la Virgen que cada año, en la víspera de la Asunción, era portada en procesión hasta la iglesia de Santa María y allí se le hacía una grandísima fiesta y solemnidad. En el testamento se señala que en caso de que sus herederos no pudieran hacerse cargo de esta imagen, se deposite en unas casas de su propiedad donde se organice un beaterio de la Orden Tercera de San Francisco para que la cuiden.

Precisamente son dos mujeres quienes guardan la imagen en la capilla de la Virgen de la Asunción, ubicada en la ermita de San Sebastián, a partir del siglo XVI y hasta que es trasladada a Santa María en 1648. No obstante, la documentación histórica sigue haciendo referencia hasta el primer tercio del siglo XIX a beatas de San Sebastián que visten a las Marías, una labor que continuó en manos de mujeres y que hoy se integra dentro del trabajo del equipo general de sastrería.

A partir del siglo XVIII se hace ya referencia a las camareras de la Virgen en la relación de labores relacionadas con la Festa que en la actualidad continúan su trabajo de preparación de la imagen. En este mismo siglo se cita el papel de las mujeres, costureras de la ciudad, encargadas de coser el oripell en los aparatos aéreos y también la palma del Misteri. En este último caso la tradición fue recogida en el siglo XX por las Hermanas Carmelitas, posteriormente pasó a cargo del maestro de ceremonias y ahora es una mujer, Ana Antón, esta tarea.

Cabe destacar también que costureras de Santa Pola, expertas en coser velas de barco, eran hasta principios del siglo XX las encargadas de remendar la lona con la que se cubre la cúpula de Santa María en las representaciones.

A partir del siglo XX la presencia de las mujeres en la Festa se fue ampliando a otros ámbitos, como el de la organización. En 1976 la junta rectora del Patronato incorporó a las dos primeras mujeres: Carmen Albentosa, que llegó a ser secretaria del organismo, y Magdalena Campello, presidenta de la comisión de representaciones y actual miembro de la junta. A ellas se sumó María Rosa Verdú como concejala de Cultura y que fue tesorera de la junta. Actualmente 10 mujeres son miembros de la junta rectora, de un total de 30 componentes y por primera vez la vicepresidencia la ocupa una mujer, María Teresa Botella.

En las últimas décadas las mujeres están presenten en otros trabajos de la Festa como el control de los accesos durante las representaciones y el acomodo de los espectadores. También en la formación musical, las niñas han pasado a formar parte del Coro Juvenil, como parte esencial de las actividades musicales, más allá de las representaciones.

También se pone en valor que en la actual Ley del Misteri, aprobada en 2005 por Les Corts, se regula la igualdad de acceso en los organismos que rigen el Misteri d’Elx. En esta norma se introdujo también el acceso de las mujeres a los puestos de Portaestandarte y Electos que participan de la representación. En 2006 ya se incorporaron a la terna Maria del Carmen Gómez y Evangelina Rodríguez.

Esta incorporación de las mujeres también se da en otros ámbitos de la Festa cuya práctica se ha venido transmitiendo de padres a hijos. Destaca el caso de Lucía Quiles, primera tramoyista y de Asunción Tormo, que desarrolla el papel de consueta dentro del equipo de dirección escénica de la obra.

El Patronato del Misteri d’Elx cuenta además con un plan de igualdad con el que avanzar en la incorporación de las mujeres en los diferentes ámbitos de la Festa.

La conferencia de Carolina Martínez, María Gertrudis Jaén y Joan Castaño ha servido, por tanto, para destacar el papel indispensable de las mujeres en el Misteri.

Elche, 10 de marzo de 2021

actualidad@estoeselche.es

Entradas relacionadas