Elche se posiciona como referente en danza contemporánea

 La edil de Cultura, Marga Antón, anuncia que L’Escorxador además de ser sub sede de ‘Impuls a la Dansa’ del Festival Dansa Valencia, será este año también espacio de residencia artística técnica, de mediación y de creación para compañías de danza profesionales

2023 02 16

La concejala de Cultura, Marga Antón, ha asistido esta mañana en Valencia a un encuentro que ha tenido lugar en el marco del proyecto ‘Impuls a la dansa’ en la que Elche, a través del centro Cultural L’Escorxador, ha tenido un especial protagonismo.

Cabe recordar que ‘Dansa València’ puso en marcha en su pasada edición un proyecto piloto para descentralizar y desestacionalizar el festival siendo el espacio cultural ilicitano uno de los tres centros de referencia en los que se llevaron a cabo sesiones de formación y el único de la provincia de Alicante.

Tal y como ha declarado Marga Antón, “la comunicación con el Institut Valencià de Cultura es muy fluida y estamos siempre receptivos a llevar a cabo las propuestas de su director Albel Guarinós”.

‘Impuls a la Dansa’ arrancaba en 2022 con la complicidad del Circuit Cultural Valencià (CCV) y el objetivo común de apoyar los lenguajes del movimiento durante todo el año. El fin era fortalecer la creación local no solo en la ciudad y durante las jornadas de abril en las que se celebra el festival organizado por el Institut Valencià de Cultura (IVC), sino en diferentes localizaciones diseminadas por la Comunitat y en distintas fechas.

Ayer se presentó en Valencia un balance de esta primera experiencia y las novedades de Impuls a la Dansa 2023. A la cita acudieron tanto los representantes políticos y programadores culturales de los municipios y entidades participantes la pasada edición.

‘Impuls a la Dansa’ consta de dos líneas de trabajo, la formación de un colectivo de programadores y programadoras de espacios escénicos municipales y las estancias y mediaciones remuneradas de artistas y compañías valencianas en los municipios adheridos al programa.

Formación continua

Las sesiones de formación en 2022 fueron cuatro. La idea era acercar a la realidad de la creación coreográfica que se lleva a cabo dentro y fuera de nuestro territorio y proporcionar conocimientos a los y las programadoras para la acogida en sus municipios. Durante las jornadas, los participantes visitaron tres centros de referencia en la Comunitat Valenciana: Espai LaGranja, CCCE L’Escorxador y La Casa Gran de Faura. La actividad también incluyó el desplazamiento en octubre a la Fira Mediterrània de Manresa.

La iniciativa les permitió conocer el trabajo de seis compañías y creadores: Cristina Gómez, Transmissions, Rocío Sempere, la ilicitana Danseu-vos (compañía residente en CCCE L’Escorxador), Marroch (compañía también residente en CCCE L’Escorxador) y Hort Art.

Impuls a la Dansa ha puesto énfasis en la figura del mediador en el trabajo formativo con los municipios. La especialista en danza Sara Esteller personaliza este rol en el proyecto, ejerciendo de enlace entre las necesidades de los y las artistas y el contexto de los municipios.

A este fin, la especialista facilitó a los participantes información sólida y contrastada tanto de los y las artistas como de ejemplos concretos de gestión en otros municipios, en festivales de cercanía y en ciclos a pequeña escala, así como miradas de gente que está programando danza en otros lugares de España y el extranjero.

Estancias técnicas, de creación y mediación

Impuls a la Dansa promueve tres tipos de estancia: técnica, de creación y de mediación. En lo que se refiere a las estancias de creación, hubo aproximaciones diferentes, desde la investigación en curso y desde el proyecto prácticamente ultimado.

Impuls a la Dansa funciona como verdadero empuje para las compañías, tanto consolidadas como emergentes, hacia una forma de trabajar que respeta los tiempos y las necesidades de una creación. En mi caso, los ensayos me permitieron saborear las fases del proceso creativo, sin sentir la presión ineludible de centrar todas las fuerzas en el producto final.

Impuls 2023

Si el proyecto piloto estuvo integrado por seis espacios, en 2023 serán un total de 10: cinco de los ya implicados en 2022 y otros cinco más. La coordinadora de Impuls a la Dansa, Elba Torres, ha confirmado la buena acogida entre los municipios del Circuit al informar de que para 2023, ha habido cinco localidades que se han quedado en reserva. La organización espera incorporarlos en próximas ediciones.

Este año hay previstas seis estancias de mediación con escuelas y colectivos, dos técnicas y dos de creación en las que entrará L’Escorxador. Para la formación se volverá a visitar LaGranja, y L’Escorxador, y se incorpora L’Assut de l’Art (Castelló) así como una feria estatal.

Convocatoria a artistas

Con el fin de cubrir las estancias y mediaciones mencionadas, Dansa València va a abrir en los próximos días una convocatoria para la selección de 10 proyectos que serán implantados en espacios públicos municipales con la participación del CCV y los espacios implicados.

Esta convocatoria va dirigida a artistas y compañías que trabajen en las áreas de la danza y las artes del movimiento y que desarrollen propuestas de creación y mediación. Los proyectos tendrán como objeto la investigación, la creación, el ensayo o la producción técnica de un espectáculo de danza, de artes del movimiento y/o la mediación artística.

Las bases de la convocatoria de este año se podrán consultar próximamente en la página web de Dansa València: https://dv.ivc.gva.es/es.


 

 

Entradas relacionadas