Es hora de que los vecinos de «La Puñalá» reciban el respeto y la calidad de vida que merecen

Los vecinos del barrio del Cementerio Viejo de Elche, popularmente conocido como «La Puñalá», llevan años reclamando al Ayuntamiento que actúe para mejorar la situación del barrio.

Los vecinos denuncian que las calles están llenas de agujeros, las aceras rotas y la basura es un problema constante. El ambiente es degradado y da la sensación de que el tiempo se ha detenido en otra época.

«Es una vergüenza que un barrio de Elche esté en estas condiciones», denuncia Matías Hernández, vecino del barrio. «Llevamos años reclamando al Ayuntamiento que actúe, pero no nos hacen caso».

Los vecinos también denuncian que la falta de limpieza y mantenimiento de las calles genera problemas de salud. «Hay mosquitos, ratas y otros animales que proliferan en la suciedad», explica Encarna, otra vecina del barrio. «Es un peligro para la salud de los vecinos».

El alcalde de Elche, Pablo Ruz, a comienzo de su legislatura visito el barrio acompañados de algunos de los vecinos para denunciar la situación comento: «Es inadmisible que un barrio de Elche esté en estas condiciones», Ruz es esa ocasión declaro «Los vecinos pagan sus impuestos y merecen tener servicios básicos como la limpieza, el mantenimiento de las calles y la seguridad».

Es hora de que el Ayuntamiento de Elche escuche las demandas de los vecinos y tome medidas para mejorar la situación de «La Puñalá». Los vecinos del barrio merecen vivir en unas condiciones dignas.

La situación de «La Puñalá» es un ejemplo de la desigualdad que existe en muchas ciudades españolas. Hay barrios que son olvidados por las administraciones públicas y que sufren las consecuencias de la falta de inversión y atención.

Los vecinos del barrio de «La Puñalá» de Elche denuncian que los representantes de los partidos políticos de la ciudad ignoran sistemáticamente sus necesidades. Los vecinos acusan a los partidos políticos de visitar el barrio únicamente en periodo electoral para obtener votos para el interés de su partido.

«Los políticos solo vienen cuando hay elecciones», denuncia Matías Hernández, vecino del barrio. «Entonces se hacen fotos con nosotros y nos prometen cosas, pero luego se olvidan de nosotros».

La necesidad de transporte urbano

Además de las carencias ya mencionadas, los vecinos de «La Puñalá» también destacan la necesidad de transporte urbano. El barrio se encuentra alejado del centro de la ciudad y no cuenta con una red de autobuses que lo comunique de forma eficiente.

Esta situación dificulta a los vecinos el acceso a su lugar de trabajo, a los mercados, centros sanitarios y hospitales de la ciudad.

«Es muy complicado llegar a nuestro trabajo en transporte público», explica José Antonio, vecino del barrio. «Tenemos que coger dos autobuses y nos lleva más de una hora».

«También es difícil ir a comprar o a los servicios sanitarios», añade Mari Carmen, otra vecina del barrio. «Tenemos que depender de nuestros familiares o de amigos para que nos lleven».

El Ayuntamiento de Elche debería estudiar la posibilidad de incorporar una nueva línea de autobús que comunique «La Puñalá» con el centro de la ciudad. Esta medida permitiría mejorar la calidad de vida de los vecinos del barrio y facilitaría su acceso a los servicios básicos.

Es importante que las administraciones públicas escuchen las demandas de los vecinos y tomen medidas para mejorar sus condiciones de vida, independientemente de las elecciones.

Los vecinos de «La Puñalá» tienen derecho a vivir en unas condiciones dignas. El Ayuntamiento de Elche debe tomar medidas urgentes para mejorar la situación del barrio.

Crónica: AFPRESS/ Paco Ciclón

Entradas relacionadas